English EN Spanish ES
5 mitos sobre las certificaciones ISO
ATI Academia

ATI Academia

Analizando 5 mitos sobre las certificaciones ISO

En este artículo estaremos analizando 5 mitos sobre las certificaciones ISO, pero, ¿por qué? Cuando establecemos metas de desarrollo profesional en torno a certificaciones, es común escuchar sobre las certificaciones ISO.

En este artículo estaremos analizando 5 mitos sobre las certificaciones ISO, pero, ¿por qué?

Cuando establecemos metas de desarrollo profesional en torno a certificaciones, es común escuchar sobre las certificaciones ISO.

Estas ISO son certificaciones bajo estándares internacionales, entre ellas podemos hacer mención de algunas:

  • ISO27001 (Seguridad de la información).
  • ISO22301 (La continuidad del negocio).
  • ISO20000 (Gestiona la calidad del servicio de TI).

En muchos casos se escucha por la red demasiado mito sobre ellas, así que a continuación estaremos analizando 5 mitos sobre las certificaciones ISO.

5 mitos sobre las certificaciones ISO

1. Certificarse es solo para grandes empresas

Esto es FALSO, todo tipo de organización puede certificarse, de hecho a pequeñas y medianas organizaciones puede ayudar muchísimo en países donde los concursos por proyectos requieren certificaciones de este tipo.

Un enunciado de la norma ISO 9001:2015 dice lo siguiente:

Todos los requisitos de esta Norma Internacional son genéricos y se pretende que sean aplicables a todas las organizaciones, sin importar su tipo o tamaño, o los productos y servicios suministrados.

En ATI Academia hemos podido certificar a pequeñas, medianas y grandes empresas sin importar el número de colaboradores, desde 10 a 100 personas laborando.

2. Certificarse en una ISO es caro

Por supuesto que esto también es FALSO, primeramente debemos saber que lo que estamos haciendo es una inversión, ya sea personal o para nuestra organización.

Los precios de estas certificaciones son de los más accesibles del mercado y el valor que aportan en cuanto a mejora continua es impresionante.

Algunos de los puntos que aportan en valor agregado podemos citar:

  • Un orden correcto de buenas prácticas (orden para la organización).
  • Satisfacción para tus clientes (ya sea interno o externo).
  • Mejor control de todos los proveedores.
  • Aprenderás como auditar de forma correcta cada uno de los procesos más críticos.
  • Dejar de lado todos los reprocesos y cada uno de sus costos.

3. Obtener una certificación no es necesario para poner en orden mi negocio

Acá tenemos un mito VERDADERO, empleando buenas prácticas y eso sí, buscando siempre una mejora continua podemos tener grandes resultados.

Las certificaciones ISO te dan un camino a seguir e instrucciones clave que facilitarán todo esto evitando el margen de error.

4. Obtener una certificación dejará todo perfecto en mi negocio

Claro ejemplo de algo FALSO, al buscar certificarnos bajos los estándares internacionales de las normas ISO estamos esforzándonos para garantizar la perfección.

Recordemos que tenemos algo llamado “mejora continua” y que existe a raíz de ir mejorando poco a poco.

5. Certificarse implica aplicar demasiados cambios

VERDADERO, en los cursos que brindamos de las normas ISO en ATI Academia buscamos llevar todo de la teoría a la práctica.

Aplicar muchas de las buenas prácticas que tiene una certificación conlleva cambios en toda la operación.

Claro está que todo esto se debe realizar de una manera paulatina y con un plan debidamente establecido.

En fin lo que buscamos es nuevamente la mejora continua dentro de la organización para poder ver en un determinando momento la operación desde un punto de vista horizontal en virtud de “procesos” y no de forma vertical , como una “jerarquía”.

Tabla de contenidos

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email